Vamos a ver

THE BEEKEEPER SE ESTRENA ESTE JUEVES EN EL PAÍS

El guionista Kurt Wimmer se considera un cinéfilo habitual y le atraen aquellas cosas por las que todos compartimos el mismo sentimiento. “Cuando la gente se aprovecha de la gente mayor”, comparte, “me da mucha rabia. Los delincuentes los llaman por teléfono y les quitan todo lo que estas personas han ahorrado en toda su vida”. Parece doblemente injusto, ya que muchas veces los ancianos son viudos o están solos, sin nadie que los defienda. Y una vez que el dinero desaparece, no tienen ninguna posibilidad de recuperarlo porque ya no hay tiempo. En todo el país y en el mundo entero la gente es estafada sin poder recurrir a la justicia. “Y pienso”, se pregunta Wimmer, “¿cómo podría resolver esto en mi mundo de fantasía?”.

Para Wimmer, es tema personal. Hace muchos años, Wimmer tenía una tía viuda muy mayor que vivía en Alemania. Unas personas se ganaron su confianza, se mudaron con ella para servirle de ama de llaves y terminaron accediendo a sus cuentas bancarias. Se llevaron todo lo que tenía y murió sin un centavo. Siempre tuvo presente esa terrible experiencia. Así nació la historia de The Beekeeper. “Esta película es mi mundo de fantasía”, señala Wimmer, “¿qué podría hacerle a esa gente que hace daño a alguien indefenso? Quiero un caballero blanco para la gente que lo necesite, que lo necesite de verdad”. La inspiración para el código moral del ‘Beekeeper’ Adam Clay es clara. Igual que el ímpetu del villano principal, el engreído Derek Danforth. “No tienen conciencia. Yo prefiero morir antes que robarle a un anciano”, manifiesta Wimmer. “¿Cómo puedes ir de compras a Rodeo Drive con el dinero que has robado de una persona mayor?”.

Para el papel de ‘Beekeeper’, Kurt tenía a un solo actor en mente: Jason Statham.  

Selección del reparto y descripción de los personajes

JASON STATHAM como Adam Clay

Todo lo que la gente debe saber de Adam Clay es que su trabajo es proteger a la colmena. Es una afirmación simple, pero a lo largo de la película vemos lo que, en realidad, significa.  Jason Statham expresa, “Lo que sabemos es que Clay tiene unas habilidades increíbles. Es casi como un supersoldado que está ahí para proteger a la sociedad. Cuando la sociedad no puede protegerse a sí misma, él es la persona indicada, un ‘Beekeeper’, que entra en escena para restablecer el equilibrio. Eso es lo que realmente representa Adam Clay, es uno de esos tipos que, en realidad, no existen. Es casi como un fantasma que viene y corrige el rumbo”. 

Adam Clay es un apicultor profesional retirado, fuerte y decidido, un hombre solitario y de pocas palabras. Viste un viejo traje de apicultor, el que, cubierto de manchas y arreglos, tiene mucha historia. Clay conecta con algo que le apasiona, que es cuidar la colmena, sacar la miel, extraerla de los panales. Tiene una relación muy dulce con las abejas. Jason Statham expresa, “Es el paralelismo con su título real de ‘Beekeeper’, que más tarde descubrimos cuál es la versión real de un ‘Beekeeper’, una especie de grupo especial de tipo gubernamental”.  Statham continúa, “La primera vez que lo vemos, está viviendo en el jardín de una mujer muy dulce con la que tiene una conexión muy tierna. Es casi como la madre que nunca tuvo. No sabemos mucho sobre él, aparte del hecho de que nunca nadie se ocupó de él. Esta señora es muy importante para él y, cuando ella se convierte en víctima de unos estafadores, él decide ponerse al frente y llegar hasta el fondo de la cuestión. A medida que la película avanza, comprendemos que todo es mucho más grande de lo que esperábamos”.

Una característica única de Adam Clay es que no es un tipo de armas, per se. David Ayer explica, “Él no anda por la vida portando un arma”. En la historia, Clay acaba con casi todos sus adversarios sin disparar un solo tiro. Según Ayer, “es sólo una herramienta de las muchas que utiliza. Puede tomar una pistola y desmontarla y convertirla en un arma blanca o un garrote. Era casi la idea de que un apicultor tiene manos de mago. Sabes que puede hacer cualquier cosa”. ¿Cuán letal es un Beekeeper? Para Lazarus, el oponente más digno de Clay, “Mientras un Beekeeper respire, está armado”.

Clay tiene un profundo sentido moral. A los despreciables trabajadores de los call centers les da la oportunidad de escapar con vida. Al fin y al cabo, no son más que abejas obreras. A cada paso, les pregunta a todos, FBI o estafadores: “¿Para quién trabajas? ¿Sabes lo que hacen?” Ve el mundo con claridad. Y cuando se altera el orden natural, lo corrige.

EMMY RAVER-LAMPMAN como la Agente Especial Verona Parker (FBI)

Verona Parker es una antigua atleta universitaria (Atletismo de Harvard) que ha visto lo suficiente en la vida como para no fiarse de nada ni de nadie. Su mente inquieta siempre va diez pasos por delante. Siempre tiene una taza de café negro frío en la mano, a veces con un trago de brandy. Es valiente y no duda en perseguir a los malos. Pero a pesar de su fuerza para encerrar a los criminales, no sobrelleva nada bien la muerte de su madre.

En THE BEEKEEPER interpreta a una agente del FBI, hija de Eloise Parker. 

Emmy estaba muy entusiasmada por el guion. Su personaje, Verona, está desconsolada, ya que acaba de perder a su madre, quien se suicidó luego de que unos estafadores le robaran los ahorros de toda una vida de trabajo. Dedicada a resolver el caso para el FBI, Verona está perdiendo la carrera para llevar a los estafadores ante la justicia frente al justiciero Adam Clay.

Verona Parker no sería nada sin su compañero Wiley, interpretado por Bobby Naderi. Ellos están juntos en casi todas las escenas. Raver-Lampman comparte, “Tenemos que tener una conexión muy estrecha, de confianza, de hermano/hermana. Chistes internos y bromas que pueden traspasar la cámara. No sé cómo lo logró David (el director). Yo no conocía a Bobby antes de empezar a trabajar en este proyecto. Nos eligieron por separado, pero desde el momento en que nos conocimos supimos que lo íbamos a pasar muy bien. Los dos somos unos tontos de corazón a quienes nos encanta lo que hacemos. Así que no podría estar más entusiasmada de ser la Verona de su Wiley. Me encanta”.

JOSH HUTCHERSON como Derek Danforth

Josh Hutcherson es más conocido por su papel de Peeta Mellark en la exitosísima saga The Hunger Games, pero estaba entusiasmado para asumir el desafío de interpretar un personaje completamente diferente, Derek Danforth, en THE BEEKEEPER. 

Derek Danforth, un joven malcriado de veintiocho años, es el guapo e impecablemente vestido director ejecutivo de la empresa familiar. Se desplaza en monopatín por la gigantesca sede de Danforth Enterprises y el único trabajo que parece hacer es pedir café con leche con avena, sushi, manicuras y masajes en la cabeza. El dinero que roba lo gasta en asesores espirituales y baños de sonido. Cuando su corrupta e ilegal división de extracción de datos de consumidores se ve asediada, imprudentemente abusa de su autoridad sobre la experta unidad que cuida de él sólo para sembrar las semillas de su propia destrucción. A Hutcherson le encantó el guion.

El ‘niñero’ de Derek es Wallace Westwyld, antiguo director de la CIA y encargado de proteger a Danforth Enterprises y a Derek. Westwyld está interpretado por Jeremy Irons. Hutcherson se expresa sobre del legendario actor, “Él aporta tanta fuerza y peso a todos los momentos, y para mí, interpretar al personaje que lo está intimidando como este joven, un cabeza hueca, creo que es muy divertido y creó un montón de momentos grandiosos”. A lo largo de la película, Clay y Derek chocan, aunque sólo comparten una escena juntos al final. Sin embargo, la amenaza del Beekeeper influye en la personalidad de Derek. Como hijo privilegiado de titanes de la industria, Derek se siente intocable. Le robaría a un anciano hasta su último céntimo. No tiene vergüenza. Para Derek, Clay no es más que una perturbación menor, “un muñeco de pruebas con una pistola”. Derek no tiene problemas porque paga a la gente cantidades estúpidas de dinero para arreglar sus problemas. Pero Adam Clay es un problema que el dinero de Derek no puede hacer desaparecer. 

Derek es tan inhumano por dentro, como lo es por fuera.

BOBBY NADERI como Wiley

Matt Wiley es un agente del FBI, compañero de Verona.  

Verona está enfocada en atrapar tanto a Clay como a los estafadores, pero Wiley da un paso atrás y tiene una visión más matizada. Al principio, piensa que Clay es obviamente un justiciero.

Naderi pasó horas con el asesor cinematográfico en materia del FBI y de las fuerzas de seguridad, Chuck Prunier. Naderi también se preparó físicamente. Como muchos de los miembros del reparto y del equipo, Naderi es consciente y está alerta sobre los fraudes electrónicos y la protección de los mayores en la vida real.

MINNIE DRIVER como la Directora de la CIA, Janet Harward 

David Ayer estaba muy emocionado de contar con Minnie Driver para el papel clave de la actual directora de la CIA. Driver, como la directora Harward, se muestra enigmática en su conversación con Westwyld sobre los Beekeepers, lo que nos dice todo lo que necesitamos saber sobre esta organización secreta.

DAVID WITTS como “Boyd” Garnett 

La historia presenta a Garnett como “Boyd”, el alias que utiliza cuando estafa a las señoras mayores. Es hábil y simpático, por demás. Sus dientes son excesivamente blancos, un detalle revelador que resume con precisión a este estafador sinvergüenza. Garnett es un experto en phishing. Pone el cebo y se complace cruelmente en hacer caer a sus víctimas. Tiene conexión con la mafia y dirige a una manada de lobos que trabajan en el call center. Es un matón y, como todos los matones, es un cobarde. Su merecido no tardará en llegar.

TAYLOR JAMES como Lazarus 

Taylor James nació en Inglaterra, pero se crió en Sudáfrica, de donde proviene el extravagante acento de Lazarus. Lazarus es deforme y está lleno de cicatrices, con una cantidad de muertes en su haber que asciende a los cuatro dígitos. Es la mismísima encarnación de la guerra. Una vez asesinó a un Beekeeper. Tuvo suerte y sólo le costó una pierna. Lidera el último grupo de mercenarios de Westwyld, la gente a la que uno acude cuando necesita deshacerse de alguien de la noche a la mañana. Es el único oponente digno de Clay.

JEMMA REDGRAVE como Jessica Danforth 

Jessica Danforth, la madre de Derek, es el centro tranquilo de cualquier tormenta. Es la fundadora y directora de Danforth Enterprises, un conglomerado empresarial multimillonario. Es una mujer intimidante. Desde que falleció su marido, sólo están ella y su hijo. Él es todo para ella. Por eso ha contratado al ex director de la CIA Wallace Westwyld para que proteja a su empresa y a su hijo. Entre ellos dos se respira un aire de un romance pasado. Westwyld no está ahí sólo por el sueldo.   

Jeremy Irons interpreta a Westwyld y se ríe cuando piensa en su “conteo Redgrave”: “Trabajé con su tía Vanessa y, también, con su prima Joely. Así que supongo que es la tercera Redgrave con la que trabajo, pero es una gran familia. Es una delicia, una elección maravillosa, es muy divertido estar con ella, como con su tía”.

ENZO CILENTI como Rico Anzalone

Anzalone es el maestro de ceremonias de la joya de la corona del esquema de telemarketing y extracción de datos de Derek Danforth. El “call center” Nine Star United es un corte por encima del call center local de Springfield. Los estafadores están mejor vestidos, y hacen phishing en todo el país. Anzalone está tan dedicado a robar el dinero de la gente que se niega a cerrar el negocio aunque Adam Clay entre por la puerta y los mercenarios copen la planta. En su despacho, con una decoración posmoderna, Anzalone tiene un memorable encuentro con Adam Clay y una abrochadora. 

MEGAN LE como Anisette.  

Ella es todo lo que Clay no es. Westwyld la describe como una lunática. Se mueve con la seguridad de una atleta y llama la atención con su atuendo conformado por un largo abrigo púrpura metalizado, falda y botas. Es un fantasma como Clay. No existe en ninguna base de datos. Es la sustituta de Clay como ‘Beekeeper’ de Massachusetts, pero su comportamiento temerario cuando va tras un objetivo parece extraño para ese puesto.

PHYLICIA RASHAD como Eloise Parker 

Eloise es una docente jubilada, viuda. Tuvo dos hijos, uno murió en las fuerzas armadas y su hija, Verona, es agente del FBI. Eloise vive sola en una idílica granja familiar en el oeste de Massachusetts y está agradecida por tener como inquilino y amigo a un apicultor profesional retirado, Adam Clay. Es honesta y le confían la gestión de las finanzas de una organización benéfica. Ha trabajado duro toda su vida, ha ahorrado y es muy cuidadosa y organizada con su dinero. Es el blanco perfecto.

JEREMY IRONS como Wallace Westwyld 

Wallace Westwyld, de 62 años, ha desarrollado una carrera de 35 años de servicio leal al gobierno, que terminó como Director de la CIA. Consumado, distinguido, no está contento de tener como jefe al bala perdida de Derek Danforth. Todas las empresas de Fortune 500 lo buscaban, pero aceptó el trabajo en Danforth Enterprises como favor a un viejo amor, la madre de Derek, Jessica Danforth. Tiene que mantener el nombre de ella a salvo y también el de su hijo. Westwyld ha estado demasiado distraído manteniendo a Derek fuera de los periódicos y alejado de las drogas que no se da cuenta de que Derek está sentado en la cima de una importante red criminal que está a punto de explotar.

Escrito por
Gabbo Martínez

Bachillerato en periodismo, Licenciado en producción audiovisual y Master en Dirección y producción de cine.